MÁS QUE UNA BOLSA

Puede que la respuesta sea muy sencilla, pero te has preguntado ¿qué es una bolsa? De acuerdo con la RAE, una bolsa significa una especie de saco de tela u otro material que sirve para llevar o guardar algo. Pero qué significado le podemos dar a “algo”, esa palabra es muy ambigua.

En una bolsa puede que sólo guardes cosas como un lipstick, tus llaves, o un espejo. Pero en LARRAIZA creemos que una bolsa va más allá de “guardar objetos”, en una bolsa puedes guardar recuerdos, guardar momentos, guardar historias.

Una bolsa es una fiel compañera y testigo de tus noches más alocadas, de tu primer concierto, de ese road trip inolvidable cuando no parabas de reír, explorar y conocer y experimentar, de esos momentos en los que fuiste más allá de tu zona de confort, dejándote llevar por el momento y disfrutando al máximo de la vida.

Recuerdas esa bolsa que estuvo contigo en las buenas y en las malas, que no se apartó de ti porque quería atestiguar todos esos momentos memorables, aunque por momentos la dejaste tirada por ahí pero que casi siempre regresaba de una manera mágica a tus manos.

Una bolsa es como una mejor amiga que te hace ver bien, que te hace el centro de atención, que te hace brillar y ser el alma de la fiesta. Es aquella que en las fotos te hace resaltar y hace que una o varias de tus amigas, indaguen de dónde la sacaste, haciéndote sentir mucho más única y especial. Esa bolsa que en todas las reuniones te acompaña, una confidente de todas tus conversaciones y momentos secretos, ha presenciado incluso cosas que ni tú te acuerdas.

¿Imagina el poder que tiene una bolsa para poder llevarte en un viaje en el tiempo, tanto al pasado como al futuro, y al mismo tiempo estar consciente del momento presente?

Te hace vivir en el ahora, pero al mismo tiempo esa bolsa es un tren que te lleva a la estación de los recuerdos, a ese tiempo en el que simplemente eras tú y eras feliz. Y también esos momentos que imaginas que vas a mil por hora, que nada te puede detener, esa fuerza imparable que tienes en ti pero que a veces no muestras.


Esa bolsa, que tiene tantos sentimientos y momentos, esa es una bolsa LARRAIZA. Una bolsa que no solo cuenta tu historia, sino que ella tiene una propia.

Una bolsa LARRAIZA ha pasado por muchas experiencias de vida.
Desde la idea creativa que la concibió, el proceso artesanal que compartió con las comunidades de México, las manos que hicieron posible que esos hilos, se convirtieran en huipiles y que esa prenda de vestir tan folklórica de una mujer mexicana se transformará en lo que distingue a LARRAIZA, una bolsa única e irrepetible, tal y cómo tú.

Después de toda esa travesía, llegó hasta tus manos llena de vida, de color, luciendo su belleza única, lista para ser confidente, experimentar nuevas hazañas y cumplir nuevos sueños. Representando que lo mexicano es de calidad, mostrando al resto del mundo el orgullo que se siente al decir que esa bolsa esta HECHA EN MÉXICO.


Deja un comentario