TRADICIÓN TEXTIL

Larraiza no es una marca común, es una empresa comprometida con preservar la tradición textil mexicana de las comunidades, que desde hace muchos años crean arte con sus manos.  

Las bolsas de Larraiza son producto del trabajo, la creatividad, el tiempo y la dedicación que brinda cada artesano al elaborar una bolsa única e irrepetible.

Los bordados textiles representan un ingreso importante para las comunidades. Es por eso que Larraiza trabaja con distintas comunidades del país, para apoyar la tradición y como consecuencia preservarla por muchos años más.

 

Cada comunidad se especializa en una técnica única de bordado:

  • Otomíes de Tenango de Doria en Hidalgo con técnica de bordado de relleno.
  • Mazahuas del Estado de México y Querétaro con técnica de telar de cintura.
  • Mayas de Guatemala con técnica bordado a mano o contado.
  • Mayas de San Juan Chamula Chiapas con técnica de entretejido.
  • Zapotecos de Oaxaca con técnica de telar de cintura.

Gracias a la existencia de estas comunidades artesanas, es posible que una marca como Larraiza exista y se encargue de promover las riquezas nacionales con las que contamos.

Logrando que internacionalmente se reconozca y se valore el arte del bordado textil mexicano.


Deja un comentario